ACABÓ EL VERANO

El verano ha batido el record a punto de nieve.

Bebo septiembre
de un trago.
En la garganta
reclaman
las espinas
de los gritos.
Son solo niños.

Doña Euforia
se ha colado
por la alcantarilla
y la ciudad
está plagada
de responsabilidad.

Don Octubre
nos muerde
las uñas
-algunas-

Las rubias
han vuelto
oscuras
y las tardes
abrazan
las paredes.

Las esquinas
tornan ocres
y se inflaman
de recuerdos
mientras
vacío mi maleta
repleta
de esqueletos
de besos.

Acabó el verano.
He vuelto mate
pero más guapa
pues en verano
me maquillo
con la almohada.
¡Son tantos sueños
a mis espaldas!

Podemos
seguir morenos
con cafés
de escaparate.
Público
no nos falta
si nos quieren
rellenar las tazas.

       Nea Thea.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *