ARCILLA

¿Nos buscaremos en las cenizas que el fuego de junio dejó?

¿Recordarás como dejamos tendida la mirada con tres pinzas en la cuerda de un café?

¿Habremos hecho tinta esas palabras que se corrieron en una pantalla?

¿Tendrá en cuenta la ausencia que nuestra arcilla no la moldea cualquier  alfarero?

¿Podrá mi resaca convencer a la abstinencia de tus labios?

¿Esta vez el miedo jugará como local o visitante?

¿Perderá el “nombre” el refresco cuando desaprenda las burbujas?

Nea Thea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *