CADENA PERPETUA.

Yo no te besaba,
te disparaba balas
con la lengua.

Yo no te miraba,
te atracaba
con los ojos.

Yo no te abrazaba,
secuestraba el aire y espacio
del mundo
para dártelo.

Yo no hacía el amor contigo,
violaba todas las leyes
horizontales y verticales
de la cama.

Yo no te escribía,
asesinaba la belleza
y te entregaba sus entrañas
con palabras.

Y sin embargo…

TU FUISTE A PRISION.

 

Nea Thea.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *