ENCANTADA DE DESCONOCERME


Que no te engañen
mis convulsiones
cromáticas.

Terminó la era
de la voluntad
en pijama
y de los sueños
sin estrenar.

He construido
un imperio
a base
de propinas.

Obsérvame
por la mirilla.

Estoy manchada
por comer tinta
a todas horas.

Estoy encantada
de vomitarme.

 

Nea Thea.

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *