LA SEGUNDA BALA


El día que comienzas a quererte a ti mismo
es fácil elegir a quién dar una segunda oportunidad.

Cuando no hay autoestima, no hay escudo
y dar una segunda oportunidad
es como entregar otra bala
porque la primera no te mató.

 

Nea Thea.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *