MARZO

Marzo sigue caminando sin piedad dejando un rastro de pétalos.
Aunque el viento no ha sido amable hoy conmigo y mis cabellos no paran de gritar, mis pies manchados de marzo parecen ligeros como la seda.


Veo a lo lejos algo que parece un horizonte pero nadie me asegura
que no sea en realidad el reflejo de la ambición de mis ojos castaños.
Ahora no hay otro juez que no sea la primavera y a ella le perdono todo
pues nadie se libra de marzo, es imposible.

 

Ante la primavera todos somos gusanos de seda y semillas hambrientas de sus dulces y mortales venenos, paradoja sagrada de una muerte
que engendra vida, y una vida que comienza en llanto.

 

Marzo duele, gime y sangra como un parto.

Por eso mientras sigo el rastro de los hermosos pétalos no dejo de pensar:
¡Cuánto dolor tuvo que sufrir cada lágrima de invierno para secarse y ser flor!

 

Nea Thea.


2 pensamientos sobre “MARZO”

Responder a neathea77 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *