REFLEXIÓN BATIENDO HUEVOS

“Pídeme” ANGEL ROBLEDILLO/Estrellas y fugaces 2017)

Tengo la boca zurda,
el alma diestra
y no caigo
en la cuenta
de tantas palabras
en efectivo
y tantos hechos
a plazos.

Me encanta
sacarme
de mis casillas
y meterme en otras
que desconocía.

No paro de hablar.

Vivo en
la procesión
de la lengua larga
y en la penitencia
de mis lunares.

Los “peros”
corren
tras de mí
cuando
les dejo migas
en el camino.

No paro de hablar.

Nadie me quita
las bragas
mejor que yo.
Hasta ellas
llevan acento.

A estas alturas
no me deslumbran
las luces de neón
ni sufro la resaca
del blanco y negro.

 

Y no paro de hablar.

 

Nea Thea.

 

 

 

 

 

 


8 pensamientos sobre “REFLEXIÓN BATIENDO HUEVOS”

Responder a neathea77 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *