TURNO DE NOCHE

Enciende el uniforme.
Ya empieza la película
de dos rombos.

Nadie nos educó
para la obscenidad
del baño mudo.
¿Mojamos la luna
en el café?

A partir de las doce
el reloj se emborracha
con amigos opacos
que rompen las lumbares
de la madrugada.

Podría morir
esta noche
y tu respiración
no se alteraría.

De no ser por
mi verticalidad
sería un agravio
que veas negro
en mi azul.

Me cuesta distinguir
entre párpado y pestaña
pero me siento
la sustituta
de una deidad…
y eso me encanta.


Nea Thea.


2 pensamientos sobre “TURNO DE NOCHE”

Responder a Cristina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *