Debe haber otra forma de vivir

Decir ADIOS una vez, es decir ADIOS.
Decir ADIOS dos veces, es decir:
DIOSA y DIOS.

 

Nea Thea.