INSTRUCCIONES PARA DIOSES URBANOS

Si quieres permanecer entero
y procurar que todo sume
regala a la vida
en múltiples ocasiones
un par de decimales
de dolor y frustración.

Quema en todos tus fuegos
madera seca del pasado
para que tu corona
en el futuro
no sea de astillas.

Recuerda
el sabor del pan
y la pureza del agua
antes de abrir camino
a banquetes y fiestas.

Admira la planta de tus pies,
honra el camino.
Si la misma piedra
choca contigo tres veces,
quizá no esté en el suelo
sino en tus zapatos.

Mira más a los ojos.
Toca más las manos.
Si haces las dos cosas
a la vez
harás magia:
Pulseras y anillos
desaparecerán.

Crea y escribe con orgullo
las líneas de expresión
de tu rostro.
Llena cada arruga
con una lección.

Sonríe. ¡sonríe!
incluso cuando duela.
Hasta que explote más la boca
que las bombas que te hundieron.

Cuando te sientas
en la reserva
de sueños e ilusiones
reposta con este mensaje:

«Si los barcos de gran tonelaje
pueden flotar
y los aviones de gran envergadura
pueden volar…
un motor llamado CORAZÓN
¿de qué no puede ser capaz?

 

Nea Thea.