La chica de los poemas en servilletas.

LUNÁTICA.


“No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. V. Woolf

Doy cuerda al sol
y tacho las tardes.
La luna me entiende
y por eso
me gusta dormir
en voz alta.

La luna me engulle,
me vomita
y cada noche
me convierte
en un trozo de papel.

Me despierto
hecha jirones
de palabras plateadas.

Me baño en la luna.
Me dejo llevar
por su marea
sin viceversa.

Mis sueños
están llenos
de balizas
que no permiten
que me pierda
en la ingrávida apatía.

Tampoco dejan
que olvide
el día que la luna
puso el pie en el hombre.

 

Nea Thea.

 

2 comentarios

  1. Alberto.

    Que tendrá la luna que nos atrae tanto a los locos??? Me la quedo mirando como ese niño que mira el globo de la feria que se le escapa, como el enamorado que ve a su amor platónico tan bella y a la vez inalcanzable…. se fijará en mi???? Como el reo mira al juez podiendo clemencia… o como mira el anciano viendo su alma cada vez más cerca de ella.
    No se que tendrá la luna…. pero me declaro “lunático” y ningún juez me declarará inocente de serlo.

    Enhorabuena y gracias por recordarme que los locos la vemos con otros ojos…😘

Deja un comentario

© 2020 NEA THEA

Tema por Anders NorenArriba ↑