Mucha niña bonita
y mucho quince sin idus.
Cambio peine por libro
y me libro
del rebaño
pues casi todos
somos ya
pellejos decorados
y en belleza…
andamos despistados.

 

Nea Thea.