Noviembre

Dedicada a Juan Alberto, por ser capaz de desnudar a noviembre y vestirlo de verbos nuevos, nombres y adjetivos.

Ya es otoño y a partir de las seis de la tarde la tarde se convierte en café.

No me queda otra manera de encender este lunes que pensar en volver
a morder tus ojos y tragarme todo aquello que no puedes callar.

Meto un libro de poesía en el bolso y deseo que llegue la hora de volar.

A veces no me apetece aterrizar, me vengo arriba, busco gatos negros
en el camino, invento estrellas y temo que alguien sospeche la lujuria
que me invade. No puedo ocultar la emoción de mis ojos dentro de
una blusa transparente.

Es lunes y no me sobra ni una nube.
Noviembre ha entrado de un portazo.

 

Nea Thea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *