No es raro que al planeta

le llamen TIERRA

cuando tres cuartas partes

son AGUA.

 

A mí me llaman LUZ

y casi todo

lo aprendí a oscuras.

 

 

Nea Thea.