La chica de los poemas en servilletas.

TURNO DE NOCHE

Enciende el uniforme.
Ya empieza la película
de dos rombos.

Nadie nos educó
para la obscenidad
del baño mudo.
¿Mojamos la luna
en el café?

A partir de las doce
el reloj se emborracha
con amigos opacos
que rompen las lumbares
de la madrugada.

Podría morir
esta noche
y tu respiración
no se alteraría.

De no ser por
mi verticalidad
sería un agravio
que veas negro
en mi azul.

Me cuesta distinguir
entre párpado y pestaña
pero me siento
la sustituta
de una deidad…
y eso me encanta.


Nea Thea.

2 comentarios

  1. Cristina

    Has plasmado en un poema todo lo que siento en una noche de hospital! Precioso ❤️

Deja un comentario

© 2020 NEA THEA

Tema por Anders NorenArriba ↑